Pronunciamiento «Caravana migrante»

En Telar Social México creemos que la migración es un fenómeno internacional, independiente de relaciones políticas bilaterales, que se encuentra íntimamente ligado a los problemas de desarrollo y los sistemas de distribución de la riqueza en el mundo.


Nadie se levanta un día pensando en abandonar su suelo y su techo, sin que de por medio existan amenazas a los proyectos de desarrollo personal, de familia, de subsistencia y de vida. Hoy son millones las personas a las que el hambre, la pobreza, el desempleo y la violencia han dejado como única esperanza la de echar a andar.

Así concebimos al Éxodo Centroamericano que desde hace unas semanas cruza sin documentos la frontera sur del país, adentrándose por caminos y carreteras que lejos de garantizar su salvaguarda representan una extensión de la incertidumbre que los empuja.

Encontramos en esos miles de personas, el resultado de políticas y modelos que operan bajo ecuaciones de desarrollo que mientras dejan riqueza inmensa para unos, a otros arrebatan todo. Por eso creemos que este peregrinar migrante, desafiante de fronteras, es también el grito sordo de quien lleva el territorio en el cuerpo y la patria en la sangre, el ejercicio de dignidad de quienes han encontrado en la marcha la última herramienta de lucha y de resistencia, de quienes frente al desasosiego caminan, y frente a la desesperación caminan.

Somos conscientes de este dolor itinerante que recorre hoy las venas de México, de la fragilidad de seres desplazados, expuestos al frío y al calor del camino, a las plazas de nuestras ciudades donde conviven la discriminación y el racismo, a las rutas por donde reptan también la corrupción, la injusticia y la muerte.

Hemos sido testigos de la impotencia y la indefensión en que se encuentran las personas frente a una estructura institucional que en el mejor de los casos es inoperante, y en el peor es cómplice de la delincuencia organizada.

Por eso manifestamos nuestra solidaridad y apoyo a las organizaciones que han salido al encuentro y a la defensa de estas caravanas. Respaldamos la denuncia del ombudsman oaxaqueño en la que se reportan abusos, violaciones y desapariciones sufridas por los migrantes. Estamos del lado del ciudadano que en un gesto de humanidad ha salido a los caminos a regalar un vaso de agua, al que le ha ahorrado algunos kilómetros con su vehículo a una madre fatigada, a un adulto mayor exhausto. Estamos con los más de mil niños que viajan con la caravana, arrastrando día con día sus juguetes por veredas, baldíos, banquetas y calles en busca de un espacio para el juego y para la armonía.

Desafortunadamente, la voluntad y solidaridad ciudadanas no han alcanzado para evitar la desagregación del grupo, que hoy se encuentra desperdigado en al menos cinco estados del país, pues las condiciones y espacios que desde distintas instancias se han dispensado para atención y alojamiento, no tienen la capacidad de albergar al mismo número de personas.

Exigimos pues, que la vulnerabilidad de origen y de tránsito que padecen las personas que conforman este éxodo, sea atendida por las autoridades del Estado, en un reconocimiento extenso de sus derechos a través de la aplicación del principio pro persona. Como lo reconoce la Constitución de la CDMX, la ausencia de documentos no puede implicar la pérdida de la condición humana.

Reconocemos, en suma, a los migrantes, como el nuevo actor, que, al lado de las víctimas de la violencia en México, se afirma en la arena de las luchas sociales reivindicativas. Sin ellos, creemos que hoy es difícil entender la realidad nacional.

Para nosotros, el Éxodo Centroamericano y el movimiento migrante en general, deben de ser abordados desde una mirada compleja, que contemple al migrante como un factor de desarrollo y no como una amenaza. De acuerdo a innumerables experiencias, los mayores enemigos del desarrollo y la sostenibilidad, suelen venir a países como el nuestro en aviones y autos de lujo y no en pateras ni llantas que a manera de lancha atraviesan los ríos.

Desde esta visión, en Telar Social México trabajamos para construir un país distinto, un país de puentes, un país-comunidad, uno en el que sus ciudadanos defiendan personas y no fronteras.

Equipo TSMX