Diseñadores con enfoque social

Desde las áreas en las que he impartido clases, particularmente las que corresponden al área de Diseño y proyectos, en foros, coloquios y proyectos de vinculación que la propia Escuela emprende, así como en el ámbito profesional en el que me he especializado, que es el de proyectos sociales, mucho se discute sobre el enfoque que el diseño en México debería tener, escribo estas líneas no para dar una resolución sino, para enmarcar la dirección que en la Escuela hemos de abordar y cimentar, tomando en cuenta los factores, a mi parecer clave, que impulsaron las nuevas líneas que en nuestro plan de estudios están próximas a desarrollar y que veo como área de oportunidad y con total pertinencia para las demandas y problemáticas en el contexto nacional y en el que el Diseño, puede y debe aportar en el entendido que todos los aspectos del Diseño deben atender problemas humanos y de la sociedad. 

Planteo como un acierto, el enfoque en los perfiles multidimensionales, pues permiten el ingreso a diversos perfiles, que dentro de las aulas podrán construir su campo de acción a través de la oferta de asignaturas, ya que podrán ir desarrollando sus saberes y habilidades lo cual ampliará la riqueza de proyectos y una integración de aprendizaje que les resulte significativo para su formación profesional; está situación, la miro con mucha esperanza pues estoy segura que nuestros alumnos y alumnas en prospectiva, serán capaces a partir de sus capacidades y aprendizajes adquiridos, plantear nuevas líneas de desarrollo nacional, en particular me refiero a la integración de aprendizajes en el área de gestión – asignaturas como políticas públicas, innovación y empresa social– esta integración, será clave para generar propuestas de impacto social en donde la ética, la sostenibilidad, economía circular, la conciencia sobre insumos y cadenas productivas responsables, sean ejes transversales de su quehacer profesional. Ya que el diseño sigue expandiendo su significado y conexiones, la integración de conocimiento que combinen la teoría y la práctica, el trabajo multidisciplinario y una actitud critica, serán clave para el desarrollo social.

Es así como veo una generación de diseñadores y diseñadoras capaces de resolver problemáticas sociales clave para el desarrollo de la comunidad en la que se encuentren, generen modelos de negocio de capitalismo consiente y emprendimientos que tengan como enfoque al diseño como estrategia. Miro como una oportunidad, la posibilidad de incidir en la creación de políticas públicas y se desarrollen así, proyectos sostenibles en las áreas económico, politico, ambientales y sociales aunque claro, los diversos caminos son validos ya que en palabras de Richard Buchanan «cada definición de un “problema perverso” corresponde a la formulación de una posible solución» y ahi reside la riqueza en la variedad de perfiles en el Diseño.